“ Quiero hacerlo viral ”

¿Cuántas veces se ha escuchado esto en una sala de juntas?

Empezaré por decir que no existe el contenido viral, dejemos de llamarlo así. Es algo que se nos ocurrió para hablar del contenido que tiene un altísimo nivel de interacción (engagement). Es un término acuñado por la industria y que malamente se ha tratado como un tipo de contenido; más que como una consecuencia de diferentes factores.

Una vez aclarado eso, podrán ver por donde va esto, interacción, hacer que la gente realmente consuma el contenido, pero vaya un paso más allá y esté dispuesto a interactuar e incluso compartirlo.

Para que un contenido sea viral debe cumplir con al menos 3 características básicas:

  1. Sorprender. Hacer que no sigas scrolleando, ser lo suficientemente impactante de inicio para que te detengas a verlo.
  2. Mantener la atención. Las redes sociales cada vez son más específicos al medir cuánto tiempo pasas en cada contenido, incluso detectar si al dar clic en una liga entraste a leerlo o saliste de inmediato. Las emociones generalmente, son una excelente forma de hacer qué estemos atentos o enganchados a un contenido.
  3. Sharability. Compartibilidad. Debe ser un contenido con el que el consumidor se identifique al grado de hacerlo propio y republicarlo en sus perfiles, llevarlo a un “yo opino lo mismo”, “suena a algo que yo diría”, “así es como yo me siento”.

A lo mejor estas en el momento de regresar a revisar ese contenido y hacer algunos ajustes en diseño de publicidad y para empezar a construir ese contenido altamente relevante que estamos buscando que suceda por golpe de suerte.

info| H. Vega

Para generar contenido de calidad dale click aqui