Con peras y manzanas: ¿Me preocupo por el coronavirus?

Con peras y manzanas: ¿Me preocupo por el coronavirus?

Por Esteban Illades

Ayer apareció una de esas noticias apocalípticas: “El mundo debe prepararse para una eventual pandemia de coronavirus, dice la OMS”.

A cualquiera se le ponen los pelos de punta con eso. Pero no es momento de ir corriendo al súper y comprar todo el papel de baño y todo el atún enlatado que puedas, no. Para eso está esta pequeña guía, para que pongas el coronavirus en contexto y entiendas lo que está sucediendo.

¿Me va a dar coronavirus?

A ver: lo más probable es que, en algún momento, algún conocido lo contraiga. Según Marc Lipsitch, experto en epidemiología de Harvard, es posible que durante 2020 entre el 40% y el 70% de la población mundial se contagie de SARS-CoV-2, el virus que provoca COVID-19, como se le conoce a la enfermedad.

De que se va a volver un fenómeno global, se va a volver. Basta con mirar el pánico en el norte de Italia, la historia del crucero en Japón y los casos que hoy se multiplican en Corea del Sur.

¿Qué es y de dónde viene?

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control, en inglés), lo que estamos viendo es una fenómeno nuevo llamado novel coronavirus, o coronavirus que no había sido identificado previamente. COVID-19 quiere decir, literalmente, Coronavirus disease 19.

Al día de hoy no se sabe con exactitud de dónde proviene la enfermedad, a pesar de que los rumores han abundado en redes. En un inicio se sospechaba que el primer brote había ocurrido en un mercado de animales en la ciudad de Wuhan, pero según un grupo de científicos chinos, esto ha sido descartado. Xi Jinping dice que coronavirus es la mayor emergencia sanitaria desde 1949.

No se sabe cómo se originó la transmisión ni en qué parte de Wuhan comenzó, si es que fue ahí. Ah, y lo de la sopa de murciélago parece puro cuento. Lo mismo con los videos virales de las ranas, los ratones y demás animales. No, no te voy a explicar más de eso. Si quieres vomitar tu comida, guglealo en tu tiempo libre.

¿Cómo se contagia?

He aquí lo importante del asunto. Según los CDC, los virus que integran la familia de coronavirus en general se transmiten entre animales, y sólo en casos muy particulares se transmiten de animales a humanos. Tal fue el caso del MERS y el SARS, dos de las epidemias más recientes.

Este virus en particular ya se transmite de humano a humano, en particular a través de los mocos y la saliva, tal y como sucede con la gripa.¿Cómo me protejo?

Lo fundamental es lavarse las manos frecuentemente. Y evitar tocar superficies sucias. Los tapabocas no sirven de mucho, porque son porosos. Lavarse las manos y bien. Sí, tú. Te estoy viendo. Tampoco te toques la cara.

¿Cuáles son los síntomas?

Aquí también es complejo el asunto. Hay quien nunca desarrolla síntomas, hay quien desarrolla síntomas leves. En general: fiebre, tos y falta de aire. Los síntomas normalmente se presentan entre dos y 14 días después de estar expuestos.

¿Qué debo hacer en caso de sentirme enfermo?

Acudir al doctor. No entres en pánico. Cuéntale tus síntomas. Al día de hoy (25 de febrero), si vives en México, es muy, muy posible que no lo tengas, dado que aún no tenemos casos confirmados. Pero nunca está de más checar con tu doctor si tienes fiebre.

¿Entonces no hay coronavirus en México?

Aún no. Hubo un caso hace unas semanas de un turista chino que visitó la Ciudad de México y después desarrolló síntomas –aunque no se confirmó si tuvo COVID-19–. El caso fue particularmente sonado porque la persona se subió a dos Ubers, por lo que la compañía suspendió a dos choferes y a 240 clientes para evitar un posible contagio.

¿Por qué hay pánico?

Por varios motivos. Uno de ellos, porque en la era de redes sociales abundan los conspirólogos de tres pesos que te dicen que todo es un complot de Estados Unidos para venderte una vacuna y que las farmacéuticas se hagan ricas.

No hay que creerle a Youtube ni a las cadenas de Whatsapp de mi primo trabaja en el gobierno y ya me dijo que nos vamos a morir todos.

En esta imagen del 18 de febrero de 2020 publicada por la agencia de noticias Xinhua, trabajadores van puerta a puerta para comprobar la temperatura corporal de los vecinos durante una campaña de control de enfermedades en el vecindario de Qingheju, distrito de Qingshan, en Wuhan, en la provincia china de Hubei. (Cheng Min/Xinhua via AP)

Otro es lo aparatoso del asunto. Por ejemplo, la historia del crucero que estuvo varado semanas en Japón, donde, cual película de terror, el virus se transmitía de un pasajero a otro hasta que más de 300 personas terminaron infectadas.

Y otro es que el virus ha cruzado un montón de fronteras. Ya hay casos en Italia y el Medio Oriente, por ejemplo, y esto se debe en gran parte a algo que suena bastante obvio: nunca antes en la historia el mundo había estado tan interconectado. La cantidad de vuelos y viajes no se compara con los tiempos de antaño. Por ello es que pronto estaremos frente a una pandemia.

Finalmente: porque vemos los números y no los entendemos. Van más de 77,000 casos confirmados de gente que ha contraído el virus. Visto el número así, claro que espanta. Sobre todo porque aún no se desarrolla una vacuna –aunque ya se está trabajando en ello.

Sin embargo, algo que hay que tomar en cuenta para tranquilizarte: el coronavirus es mucho menos letal que MERS y SARS, las otras dos enfermedades de las que platicábamos. Aproximadamente e 2% de las personas que han sido diagnosticadas con COVID-19 han fallecido; con SARS fue casi el 10% y con MERS casi el 30%. Ojo, esto no quiere decir que no te cuides.

¿Y las bolsas de valores por qué se caen?

Porque China es el motor de la economía mundial. Contribuye al turismo y a la manufactura de bienes a una escala inimaginable. Si los chinos detienen sus procesos de manufactura y exportación, y si dejan de viajar, la economía mundial lo resiente. A la larga el crecimiento económico de varios países va a sufrir bastante mientras China siga en modo cuarentena.

¿Viene el Apocalipsis zombie?

No, no viene el Apocalipsis zombie. Como decía el especialista en epidemiología que citamos al inicio de este texto, lo más probable es que el coronavirus llegue para quedarse y se convierta en un virus estacional. Así como te vacunas contra la influenza cada invierno, te tendrás que vacunar contra el coronavirus.

Ni modo. Ok, entonces ya no entro en pánico…No. Cuídate, ve al doctor si te sientes mal, y como decía Cuauhtémoc Blanco al final de sus columnas –ya nadie lo recuerda, pero él o alguien que usaba su nombre tenía una columna semanal–, come frutas y verduras.******

Esteban Illades
Facebook: /illadesesteban
Twitter: @esteban_is

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *